Guía para salir del nido

Publicado el jueves 13 de julio

Dejar el nido donde has pasado gran parte de tu vida es un paso difícil, pero es una decisión que en algún momento tienes que tomar. ¿Estás por irte a vivir solo? ¡Qué padre! ¡Qué felicidad! ¡Hurrah, independencia!

Aquí te dejamos una guía rápida para que no mueras en el intento, recuerda que todo cambio es parte del crecimiento y como expresa un dicho muy sabio: "Es la ley de la vida". Dejar el nido y construir uno nuevo es parte de ella.

 

1. Reflexiona, prepárate para salir del nido. 

Es necesario que estés consciente de que estás a punto de poner sobre tus hombros un montón de responsabilidades, así que todo el dinero que has podido ahorrar hasta ahora va a ser de gran ayuda para empezar a planificar tu salida del nido. Ten en cuenta que este paso no es sólo difícil para ti, también lo será para tus padres. Ellos nunca te dejarán de apoyar, pero la independencia que buscas también se trata de hacerlos sentir orgullosos de ti por hacer bien las cosas por tu cuenta. Demuéstrales que todo lo que te han enseñado está teniendo frutos.

2. Define tus objetivos y prioridades.

Si bien tener una actitud positiva es de gran ayuda, también debes tener en cuenta tus necesidades. De acuerdo a tu ingreso y ahorros deberás evaluar qué va mejor contigo. Puedes irte a la aventura tú solo o vivir con tu mejor amigo o amiga como roomies, o empezar a vivir con tu pareja y compartir los gastos, así es más ligero para todos. En cualquiera de los casos considera cuáles son los gastos previos, como comprar el refri, contratación de servicios, uno que otro mueble, etc. Recuerda que también se encuentran disponibles a la renta muchos inmuebles amueblados. Fíjate el propósito de gastar menos de lo que ganas y continuar ahorrando.

3. Organiza tus gastos.

Este es importante. Una vez teniendo claro a dónde se irá tu dinero hay que empezar a disciplinarte en el arte de las finanzas personales. Haz un presupuesto mensual y procura tomar nota de tus gastos e ingresos, así que considera usar una agenda para llevar el control de estas cifras. También existen muchas herramientas muy útiles como bancas en línea y pagos automatizados para que no se te pase ni uno sólo. No queremos levantarnos un día y tener que bañarnos a jicarazos porque se nos pasó pagar la factura del agua.

 

4. Siéntete seguro de ti mismo y demuestra de qué estás hecho.

La seguridad en ti mismo es esencial en esta nueva etapa de tu vida, siempre podrás contar con tus padres  pero de lo que se trata es de que empieces una vida por ti mismo, es el momento indicado que saques todo el POWER que tienes y disfrutes tu próxima independencia. Aprender a caminar solo puede ser difícil pero una vez que has empezado a caminar por tus propios medios (aún después de algunas caídas) estarás listo para correr.

 

Sabemos que en algunas ocasiones es imposible controlar todo lo que pasa a tu alrededor y que seguramente tu nuevo hogar no va a tener todo el glamour que imaginabas, pero no olvides darle tu mejor cara a los obstáculos que se puedan atravesar. Roma no se construyó en un día y tu nuevo hogar tampoco, así que ten paciencia y buena energía.

 

Por cierto, aquí puedes encontrar algunas opciones para comenzar esa gran aventura.

Ver más depas